El subdelegado del Gobierno, José Roberto González Cachorro, ha confirmado hoy al alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, que la Comisaría de Policía Nacional se mantendrá en la ciudad, y que se llevará a cabo una nueva zonificación de acuerdo con el que el Pleno Municipal aprobó por unanimidad a su última sesión, el pasado 26 de diciembre. Así lo han comunicado fuentes municipales a través de una nota de prensa. 
El primer edil ha calificado el anuncio como “una muy buena noticia, por la que hemos estado trabajando durante meses, desde el primer momento en que conocimos la intención del Ministerio de Interior de hacer una redistribución territorial policial a la provincia de Valencia, que nos habría afectado en 2024. Ya dijimos que no solucionaba nada, el propio subdelegado nos ratificó en Ontinyent que no era definitiva, y ahora finalmente hemos conseguido que lo que se plantee es aquello que queríamos, una nueva zonificación manteniendo la presencia tanto de Policía Nacional como de Guardia Civil en la ciudad", destacaba. 
Jorge Rodríguez ha tenido palabras de agradecimiento para el subdelegado del Gobierno "que ha atendido y escuchado todas nuestras peticiones y las ha transmitido a los órganos competentes. Hemos conseguido hacer realidad el mantenimiento de la Policía Nacional en la ciudad, y ahora vayamos a seguir trabajando porque se concrete esa nueva zonificación que venimos reclamando y que hoy está más cerca”, señalaba. 


Hay que recordar que al documento aprobado por unanimidad del Pleno Municipal, y remitido por el alcalde a la Secretaría de Estado de Seguridad, se solicitaba que se procediera a la paralización de la nueva delimitación planteada por la Delegación del Gobierno y que se aplique una nueva zonificación que permita actualizar las competencia de los dos cuerpos de seguridad en Ontinyent así como el aumento de las plantillas de Policía Nacional y Guardia Civil. 


El texto explicaba que en Ontinyent lo diseminado tiene una superficie de 9.500.000 metros cuadrados, con una dotación de 12 agentes de la Guardia Civil, responsables de la seguridad en todo lo diseminado y polígonos. Por su parte, la policía Nacional cuenta con unos 65 efectivos responsables de la seguridad del casco urbano. Al texto firmado por el alcalde y enviado a la Secretaría de Estado se argumentaba que en la nueva zonificación que Ontinyent viene reclamando desde 2008, nunca se había planteado que fuera a expensas de suprimir uno de los dos cuerpos de seguridad que actualmente están prestando servicio a la ciudad, sino una actualización de las zonas y el aumento de efectivos, especialmente de la Guardia Civil.


La intención de suprimir la comisaría de la Policía Nacional no solo recibió el rechazo unánime de toda la población, de los grupos municipales sino también de los propios mandos de la Policía Nacional. De hecho, el máximo responsable de la Policía Nacional en Ontinyent, Agustín Robles, manifestó su disconformidad en la Junta de Seguridad del pasado noviembre, en la cual estuvo presente el subdelegado del Gobierno. En el documento también se destacaba la tarea "muy valorada por la ciudadanía" que viene haciendo la Policía Nacional, tanto en seguridad ciudadana como en protección a las víctimas de violencia de género.